Como todos bien sabemos, el verano se encuentra cada vez más próximo, con todo lo que esto conlleva: un gran aumento en nuestras temperaturas. Los cubitos de hielo en Madrid son nuestros aliados. Queremos destacar la importancia y grandes usos de esta manifestación del agua congelada, que permite suavizar la sequedad de nuestras gargantas durante la época estival.

No obstante, el hielo dispone de muchas más utilidades que la de refrescar una simple bebida, y es que contribuye a conservar la historia de todos nosotros, preservando cuerpos momificados tanto de animales como de humanos, muchos de los cuales han aparecido bajo capas de hielo. Y es que el calentamiento global está generando un deshielo en los glaciares que, si bien es negativo por un lado, por el otro, permite que salgan a la superficie especies consideradas extintas.

Uno de los casos más destacados de la congelación de momias es Ötzi, conocido como el "hombre de hielo", de hace 5300 años. Hallado en 1991 por dos alpinistas alemanes, en los Alpes de Ötzal (Austria - Italia), se ha podido saber que Ötzi presentaba una predisposición genética a tener enfermedades cardiovasculares, en concreto, arterioesclerosis, una enfermedad que genera que las arterias se estrechen hasta impedir el flujo de sangre. Todo gracias a los cubitos de hielo en Madrid. Somos conscientes de que este descubrimiento, así como el de saber que fue asesinado sin que él lo esperara, se debe a la calidad del cuerpo momificado por el hielo, que ha permitido su completa conservación.

Pero Ötzi no es el único. También fueron hallados tres niños en el noroeste de Argentina, que permanecieron conservados por el hielo durante 500 años. En Hielos Everest queremos destacar la importancia del hielo, aliado de arqueólogos, paleontólogos, historiadores y de todos nosotros, que nos ofrece la oportunidad de conocer de cerca esa parte de la historia tan borrosa en el horizonte.